Debate sobre ciencia ética en el Real Jardín Botánico, CSIC

50 Expertos de toda Europa y Estados Unidos han debatido en Madrid sobre la situación actual de la integridad en la Ciencia y cómo favorecer las buenas prácticas.

Madrid, 18 de noviembre de 2008

La Fundación Europea de Ciencia ha organizado este encuentro en el Real Jardín Botánico, CSIC, durante los días 17 y 18 de noviembre.
Esta reunión científica internacional sirve para preparar la II Conferencia Mundial sobre Integridad en la Investigación, que se celebrará en Singapur en 2010.
La Fundación Europea de la Ciencia ha convocado a 50 representantes de las diferentes organizaciones científicas que componen la Fundación, así como a representantes de entidades científicas estadounidenses, para proseguir el diálogo sobre cómo cooperar en la promoción de buenas prácticas en la Ciencia a escala nacional, europea e internacional.
Los objetivos de esta reunión internacional son, entre otros:

1. Presentar los estudios y las directrices de integridad de investigación y códigos de conducta que se han puesto en práctica e identificar los recursos para mejorar las prácticas actuales.
2. Presentar las iniciativas recientes para fomentar colaboraciones internacionales en la promoción de integridad de la investigación.
3. Debatir el marco " de Accesos Coordinados para Investigar con Integridad " en Europa y más allá y qué actividades y recursos se necesitan.
En un encuentro informal con la prensa, el director de Ciencia y Estrategia de la Fundación Europea de la Ciencia, John Marks, ha ofrecido una panorámica sobre las diferentes formas de afrontar las cuestiones éticas en la Ciencia en Europa. Ha señalado la satisfacción por la toma de conciencia de la generalidad de los investigadores europeos en torno a la elaboración de códigos comunes de buenas prácticas en la Ciencia.
La Inspectora General de la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos, Christine C. Boesz, ha explicado cómo se actúa en EEUU en este tipo de cuestiones, desde que hace 20 años se empezó a depurar las malas prácticas científicas, y ha apuntado que la sanción a un investigador deshonesto puede llegar hasta 5 años sin financiación para sus proyectos.
Pere Puigdomenech, profesor de investigación y miembro del comité de ética del CSIC, de reciente creación, ha confirmado que ya existen en nuestro país (en el propio CSIC y en las Universidades) medidas disciplinarias contra los responsables de malas prácticas en la Ciencia, pero que hay que continuar la búsqueda global de la honestidad en la Ciencia, en la que se impliquen tanto los propios científicos, como las instituciones investigadoras y las entidades que financian los proyectos científicos.
También el vicepresidente adjunto de Áreas Científico-Técnicas del CSIC, Juan José de Damborenea, ha repasado para la prensa las conclusiones del encuentro y ha insistido en la necesidad de pasar de los principios a la práctica, de construir unos códigos éticos desde el inicio (ya desde los estudios universitarios) para que todo científico realice un trabajo honesto y creíble para la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio