Volver
Desentrañando la ruta de migración del ricino Wednesday, 16 de December de 2020 | Gabinete de Prensa

►  Un equipo de investigadoras del RJB-CSIC estudia a través de la herbariómica la secuencia de eventos de colonización de esta planta invasora y de gran importancia económica


►  La investigación, llevada a cabo dentro del proyecto EUGENIA que financia la Fundación BBVA, también ha reconstruido parte de la historia de la domesticación del ricino gracias al uso de colecciones históricas de herbario

 

 

El ricino (Ricinus communis), conocido popularmente como "ricino", "higuera del infierno" y "tartaguero", entre sus muchos nombres vulgares, es una especie arbustiva, perteneciente a la familia Euphorbiaceae y único miembro del género Ricinus cuyo estudio forma parte de EUGENIA, un proyecto liderado por las investigadoras del CSIC en el Real Jardín Botánico de Madrid Isabel Sanmartín y Ricarda Riina que cuenta con el apoyo de la Fundación BBVA.

 

El objetivo del proyecto denominado "La euforbia y el tartaguero: hacia un enfoque genómico en biología de la conservación comparando especies amenazadas e invasoras" (EUGENIA) es utilizar datos genómicos y modelos filogeográficos para comparar los patrones de diversidad genética entre especies en riesgo de extinción del género Euphorbia y su congénere invasor Ricinus communis, pertenecientes ambos a la misma familia.

 

EUGENIA es un proyecto financiado desde 2017 por la Fundación BBVA dentro de su programa de ayudas a equipos de investigación científica en el área de Ecología y Biología de la Conservación. Cuenta también con la participación de las investigadoras Tamara Villaverde e Irene Villa y el comunicador de la Unidad de Cultura Científica del RJB-CSIC, Jesús García Rodrigo.

 

"Una de las finalidades del proyecto es utilizar el material conservado en las colecciones de herbarios europeos para reconstruir la historia de migración y domesticación del Ricinus desde su origen en África a su distribución cosmopolita actual. La 'museómica', es decir el uso de las colecciones de museos y herbarios como repositorio de información genética, es un campo en expansión en Europa que quizás no ha sido suficientemente explorado en España", señala Isabel Sanmartín.

 

"Colecciones históricas como las asociadas a las expediciones de exploración al Nuevo Mundo, África y Filipinas entre los siglos XVIII y XX que se conservan en el Herbario del Real Jardín Botánico-CSIC, nos proporcionan un extraordinario y valioso repositorio genético sobre especies y variedades, algunas extintas, así como un registro único de los cambios genéticos y fenotípicos asociados, por ejemplo, a la domesticación de especies de interés económico, o cambios en las condiciones ambientales a lo largo del tiempo", añade Ricarda Riina.

 

Aprovechando el potencial de la herbariómica

 

En este sentido, las técnicas genómicas, y en particular la secuenciación dirigida de genes específicos, resultan muy útiles porque permiten secuenciar una gran parte del genoma de una especie utilizando tanto material fresco recién colectado como material seco de herbario.

 

"Durante el curso de este proyecto hemos sido capaces de aprovechar el potencial de la herbariómica y las colecciones históricas para reconstruir la secuencia de eventos que han llevado al ricino a convertirse en planta invasora en España. Para ello se han secuenciado casi 431 genes, más de 700.000 pares de bases del ADN de Ricinus en pliegos de herbario de distintos países que abarcan desde el inicio desde el siglo XVIII hasta la actualidad", indica la investigadora Isabel Sanmartín.

 

 

 

Pliego del herbario Cavanilles. Ricinus Palma-Christi

 

Imagen del pliego más antiguo de Ricinus communis incluido en la investigación;

una colección de Cavanilles realizada en 1792. El nombre "palma-christi" en la etiqueta

se refiere a un nombre informal anterior y actualmente no válido.

El género Ricinus solo incluye una especie (R. communis)

Fotografía: © Herbario RJB-CSIC

 

 

 

De las muestras analizadas, la más antigua corresponde a un espécimen recolectado por el famoso científico ilustrado y director del RJB entre 1801 y 1804 Antonio José de Cavanilles en Valencia en 1792, que se conserva en la colección histórica del Herbario del RJB-CSIC. "A pesar de tratarse de una muestra tan antigua, se capturaron todos los genes, con un éxito de captura que alcanzó el 93% del genoma objetivo. Este hecho, y en general el 'buen comportamiento' de las muestras de herbario confirman la capacidad de las colecciones históricas para aportar información relevante sobre la estructura genómica de cualquier especie", afirma la investigadora Ricarda Riina.

 

Un proceso de "domesticación"

 

Los resultados preliminares sugieren numerosos eventos de migración entre continentes que podrían reflejar el proceso de "domesticación" histórica del ricino como especie de interés económico, desde África hacia China y el paleártico oriental, así como otras regiones subtropicales del Hemisferio Sur y, finalmente, Europa. "La muestra de Cavanilles es probablemente un testigo del comercio de la Corona Española entre Sudamérica y Europa en siglo XVIII", concluye Isabel Sanmartín.

 

Los resultados del proyecto EUGENIA serán publicados próximamente y no solo nos ayudarán a saber más sobre esta fascinante planta, sino sobre sus congéneres amenazados de la flora española.

 

 

El proyecto Eugenia, en la XI edición de la Noche de los Investigadores

 

Algunos aspectos del proyecto Eugenia presentados por Isabel Sanmartín durante la

XI edición de la Noche de los Investigadores en la actividad '¡Cuidado, nos invaden!'

Fotografía: © Jesús G. Rodrigo | RJB-CSIC

 

 

El ricino, una interesante especie

 

El ricino es una especie de gran interés económico, Los mayores productores mundiales de la materia prima de esta planta son India, Mozambique, Brasil y China. El aceite de ricino, extraído de las semillas, se utiliza desde antiguo como purgante, pero también se emplea actualmente en la industria automotriz, en la fabricación de pinturas, y en la elaboración de productos cosméticos y farmacéuticos. Por otro lado, de sus semillas también se obtiene la ricina, una proteína que constituye uno de los venenos más potentes de la naturaleza. Aunque la ingestión de varias semillas puede producir daños graves en hígado y riñón, es realmente la ricina pura directamente inyectada o inhalada la que tiene un efecto letal.

 

El ricino se hizo tristemente conocido cuando el periodista y disidente político Gueorgui Márkov fue asesinado en mayo de 1978, por orden del gobierno comunista de Bulgaria, cuando se le inyectó ricina a través de un pinchazo con un paraguas, mientras se encontraba paseando por el puente londinense de Waterloo.

 

 

Imagen de un ejemplar de Ricinus communis

 

Imagen de un ejemplar de Ricinus communis cultivado en el Real Jardín Botánico

Fotografía: © Ricarda Riina | RJB-CSIC

 

 

El origen de Ricinus communis parece encontrarse en el cuerno de África, pero se ha documentado su cultivo en el Antiguo Egipto (hace 4000 años), desde donde posiblemente se introdujo en India y China durante el periodo Tang (618-906 d.C.). Llegó a América poco después del descubrimiento de América y actualmente se ha naturalizado en muchas zonas tropicales y semi-tropicales del mundo.

 

En España, el ricino es considerado desde 2013 como una "especie exótica invasora", especialmente en el Archipiélago Canario, aunque también se encuentra en regiones costeras de la Península Ibérica. Esta especie compite, reduce y altera el espacio y los recursos disponibles allá donde crece, impidiendo o dificultando la regeneración de otras especies nativas. Curiosamente, un cultivar de ricino de inflorescencias rojas es una planta ornamental apreciada en muchos jardines por su follaje y su colorido.

 

 

[Descargar imágenes pinchando sobre ellas]

Volver
Real Jardín Botánico
Real Jardín Botánico, CSIC. Plaza de Murillo, 2. Madrid E-28014 (ESPAÑA). Tel. +34 91 4203017. FAX: +34 91 4200157
Resolución mínima: 1024 x 768 Navegadores: Firefox 1.5/Internet Explorer 6.0