Volver
ESPECIAL DÍA DEL ÁRBOL. 28.06 | "El hombre que plantaba árboles", de Jean Giono Sunday, 28 de June de 2020 | Gabinete de Prensa

 

Como en otras muchas ocasiones, la ficción supera a la realidad en esta historia que cuenta como un hombre, Elzéard Bouffier, emprendió un largo viaje para repoblar montes en la vieja región francesa de Provenza, cerca de los Alpes

 


Jesús García Rodrigo*

 

 

Hay historias tan lógicas, tan naturales, tan juiciosas que nadie dudaría que son reales y, sin embargo, no sobrepasan el umbral de la ficción. El hombre que plantaba árboles de Jean Giono es una de esas historias. Resulta tan razonable que alguien -personalmente yo conozco a uno-, se dedique a regenerar nuestra naturaleza de una manera altruista, que nadie encontraría inverosímil ni raro que Elzéard Bouffier hubiera existido realmente.

 

Sin embargo, una vez más, la ficción supera a la realidad. De ahí que en una carta fechada en 1957 en la ciudad francesa de Digne-les-Bains, en plena región de la Provence-Alpes-Cote d'Azur, y dirigida al entonces director del Departamento de Aguas y Bosques en este municipio, Jean Giono se viera obligado a aclararle que Elzéard Bouffier era un personaje inventado, por lo que el político no podría recibirlo en su despacho para agradecerle el gesto de repoblar con árboles lugares que sí eran reales, como era su intención.

 

Recién iniciado el año 1953 la conocida editorial estadounidense Reader's Digest solicitaba a Giono un relato sobre alguna persona que hubiera llevado a cabo un hecho inolvidable. El escritor francés, que ese mismo año fue elegido miembro de la Academia Goncourt, escribió El hombre que plantaba árboles en la noche del 24 al 25 de febrero sobre un personaje inventado. Para su sorpresa la editorial rechazó publicarlo.

 

Sin embargo, meses más tarde la revista Vogue sí aceptaba su publicación cuyo lanzamiento llevaba a cabo el 15 de marzo de 1954 en Estados Unidos y bajo el título The Man Who Planted Hope and Grew Happiness (El hombre que plantaba esperanza y creció felicidad). Nada menos que 100.000 ejemplares repartidos de manera gratuita. Duomo ediciones lo rescata nuevamente en una cuidada edición con dos escenas en pop-up.

 

De este modo, cuando Giono respondía a la misiva del citado director del Departamento de Aguas y Bosques, el escritor le añadía, como información adicional, que el texto que había leído en Trees and life ya se había traducido al danés, finés, sueco, noruego, inglés, alemán, ruso, checoslovaco, húngaro, español, italiano, yidis y polaco, y, por entonces, ya había cedido sus derechos gratuitamente a cualquier nueva reproducción más. De hecho, poco después la Universidad de Zagreb llevaba a cabo una traducción al yugoslavo del texto que más orgulloso le hacía sentirse porque, aún sin reportarle un solo céntimo, "cumple aquello por lo que fue escrito", decía el escritor.

 

De un erial a un vergel

 

Y lo que Jean Giono dejó escrito es la maravillosa historia de Elzéard Bouffier, un pastor imaginario, aunque totalmente creíble, que durante muchos años se dedicó a plantar árboles en una extensa zona de Provenza, cerca de los Alpes franceses, convirtiendo en una tierra llena de vida y de verdor lo que antes era un erial desolado.

 

El relato del autor se inicia en 1913, época en que conoce al pastor solitario que plantaba árboles, y termina en esa misma comarca más de treinta años después, cuando la visita al terminar la II Guerra Mundial y la encuentra convertida en un vergel.

 

Este hermoso relato encierra un vigoroso mensaje contra la destrucción de la vida y es un canto, sobrio y austero, a la armonía mediante la cual los seres humanos conservan y enriquecen la tierra en la que coexisten con los animales, unos y otros enriquecidos a su vez por el silencioso aunque sensible reino vegetal. Un relato recomendable para todas las edades de tal manera que desde la infancia ya se entienda la necesidad de conservar, preservar y mejorar nuestra naturaleza.

 

 

El hombre que plantaba árboles de Jean Giono

 

Pincha sobre la imagen para ver un video que relata la historia

 

 

Jean Giono nació en Manosque, en la Alta Provenza (Francia), el 30 de marzo de 1895. Su familia, de procedencia muy humilde, era de origen franco-piamontés. Su padre era zapatero y anarquista, y su madre planchadora. En 1915 fue movilizado y enviado al frente de Verdún. Tras la publicación de su primera novela, Colline (1928, Premio Brentano), el banco en el que trabajaba quebró y Giono pudo dedicarse a tiempo completo a la literatura. En 1932 recibió la Legión de Honor, al tiempo que empezaba a implicarse políticamente en movimientos de izquierda.

 

A principios de los años treinta se hizo miembro de la Asociación de Escritores y Artistas Revolucionarios, de ideología comunista, pero pronto la dejó al no estar muy de acuerdo con sus postulados últimos. Poco antes del inicio de la segunda guerra mundial, Giono se había convertido ya en un pacifista militante. A esa época corresponde la publicación de Que ma joie demeure (1935), que le granjeó el aprecio de los lectores jóvenes. Tras el estallido de la guerra, fue a alistarse al centro de movilización de Digne, pero fue detenido el 14 de septiembre de 1939, debido a su pacifismo. Fue liberado y desmovilizado.

 

Una vez concluida la guerra, en septiembre de 1944, fue acusado de colaboracionista con el régimen de Vichy, a pesar de que en varias ocasiones había manifestado públicamente su rechazo al nazismo (siendo incluso autor de una obra de teatro, Le voyage en calèche, que los alemanes habían prohibido durante la guerra). Fue liberado en enero de 1945.

 

Otras obras destacadas suyas son: Un rey sin diversión (1947), El húsar en el tejado (1951), Ángelo (1958), Ennemonde (1968) o su última obra, L'Iris de Suce (1970). Jean Giono murió de un infarto el 9 de octubre de 1970, en Manosque, localidad donde está enterrado.

 

 

El hombre que plantaba árboles de Jean Giono. Duomo ediciones

 

El hombre que plantaba árboles de Jean Giono.

Duomo ediciones

 

 

Título original: L'homme qui plantait des arbres. Jean Giono. Edición de Duomo ediciones con traducción de Palmira Feixas. Tercera edición: noviembre de 2015. Ilustraciones de Joëlle Jolivet.

 

 

* Jesús García Rodrigo es jefe de Unidad de Comunicación y Divulgación Científica del RJB-CSIC

 

Volver
Real Jardín Botánico
Real Jardín Botánico, CSIC. Plaza de Murillo, 2. Madrid E-28014 (ESPAÑA). Tel. +34 91 4203017. FAX: +34 91 4200157
Resolución mínima: 1024 x 768 Navegadores: Firefox 1.5/Internet Explorer 6.0